Inicio Noticias Guatemalteca, madre de dos niñas, enfrenta deportación tras 25 años de vivir...
LA HIJA MAYOR DE MIRIAM SUFRE DE DIABETES TIPO 1

Guatemalteca, madre de dos niñas, enfrenta deportación tras 25 años de vivir en Estados Unidos

por -
0 134
Guatemalteca, madre de dos niñas, enfrenta deportación tras 25 años de vivir en Estados Unidos

Miriam Martínez-Lemus, una guatemalteca que reside en Stamford, Connecticut, Estados Unidos, desde hace 25 años a donde llegó en 1992 huyendo de la situación de violencia en Guatemala, estuvo a punto de ser deportada recientemente. Las autoridades migratorias dieron a Martínez-Lemus hasta el 21 de noviembre como plazo para salir del país.

No obstante, con orientación de su abogado, Martínez decidió quedarse y enfrentarse a un arresto del Inmigration Customs Enforcement (ICE).

En entrevista con La Hora Voz del Migrante Martínez señaló que tiene dos hijas de 12 y 10 años, la mayor, Brianna, sufre de diabetes, una condición que hace que necesite a su madre cerca, quien la atiende como si fuera su enfermera. Ella necesita diariamente un tratamiento de insulina.

Martínez contó que cuando llegó a Estados Unidos en 1992 tuvo una visa de trabajo hasta 1994 y aplicó a una solicitud de asilo, sin embargo, al presentarse ante el juez, su abogado, sin darle mayores explicaciones retiró la solicitud y pidió una salida voluntaria, algo con lo que ella no estuvo de acuerdo.

Recuerda que le dieron 40 días para reabrir su caso pero no se percató de eso. Cuando me di cuenta quise reabrirlo pero ya era muy tarde, anotó.

En 2012 recibió una carta de ICE para que se presentara a sus oficinas para registrarse y le dijeron que regresara en seis meses, así por cinco años, hasta que el año pasado le solicitaron que realizara una solicitud formal de “Stay of Removal”, un trámite que le permite evitar su deportación.

Después de proveer a ICE con documentos explicando su situación y en particular la de su hija Brianna, la petición le fue concedida por un año. Pero cuando ella regresó este año para solicitarlo nuevamente se le negó el mismo sin ninguna explicación y le dijeron que tenía que salir del país antes del 21 de noviembre.

Señala que con apoyo de sus abogados continúa peleando su caso, especialmente porque su hija mayor de 12 años padece de diabetes tipo 1 y es dependiente de su madre; estoy con ella todo el tiempo, de la escuela me llama la enfermera cuando su azúcar está alta o está baja, comentó.

El pasado lunes 20 de noviembre era el último día en que Martínez-Lemus tenía autorizado quedarse en EE. UU., pero no salió del país. Me vine a mi casa para estar con mi familia, ser fuerte con ellas, estamos positivas, por mi niña que me necesita, anotó.

La entrevistada señaló que esperan por un milagro: “que se apiaden de la situación que tenemos, somos una familia que no hacemos daño a nadie, queremos estar juntos, es lo que estamos pidiendo, más con mis niñas tan pequeñas que necesitan de su mamá”.

Por otro lado, Miriam remarca que ha tenido el respaldo de la comunidad hispana y no hispana en la situación que está atravesando. La tarde del 21 de noviembre a las 3 p.m., líderes religiosos realizaron una vigilia de oración en la casa de Martínez-Lemus para pedir justicia en su caso, darle fuerza en estos momentos difíciles y demostrarle tanto a su familia como a ICE que no está sola.

ALEX VILLAMIL: BUSQUEN APOYO

Alex Villamil, encargado de derechos humanos de Action Together en Connecticut, recomienda a las personas que están en una situación similar a la de Martínez-Lemus a que se acerquen a organizaciones como Action Togther, Shoreline Indivisible o Unidad Latina en Acción (ULA) para buscar apoyo.

Villamil señala que este tipo de deportaciones de personas que han vivido por un largo periodo en EE. UU. es algo que ha incrementado durante la administración del presidente Donald Trump.

“Antes esa gente que se reportaba a las oficinas de ICE, algunos iban una vez al año, se consideraban de baja prioridad, entonces no los tocaban, los dejaban libres y se supone que los ‘malos’, -los que venden droga, cometen crímenes-, se supone que a esos deben estar persiguiendo, ahora con Trump es al revés, los que están reportándose son los que se están sacando (deportando), son gente que no comete crímenes, que trabaja acá y que está ayudando a la nación”, indicó.

Villamil recomendó: Definitivamente si no tienen abogados, que consigan abogados, tienen que seguir reportándose con ICE pero que busquen los grupos de resistencia, por ejemplo, Action Together es nacional, pueden buscar ayuda y que aprendan sobre sus derechos porque aunque no tengan documentos, ellos como humanos tienen derechos, puntualizó.

PETICIÓN

La situación de la guatemalteca ha generado numerosas muestras de solidaridad de organizaciones y de la comunidad. En la plataforma MoveOnPetitions hay una solicitud presentada a su favor, en la que se señala que ella ha decidido pedir a ICE que la encarcelen antes que dejar a sus dos hijas.

“Por favor di al Congreso y a ICE que Miriam no debe ser deportada. Valoramos a Miriam y su familia la necesita” señala la petición que han firmado unas 8 mil personas.

Comentarios