Inicio Más Populares Gracias al esfuerzo de muchos, pero en especial el suyo, cumplimos un...
A UN AÑO DE LA PRIMERA EDICIÓN

Gracias al esfuerzo de muchos, pero en especial el suyo, cumplimos un año

por -
0 147
Gracias al esfuerzo de muchos, pero en especial el suyo, cumplimos un año

DESTACARON LA IMPORTANCIA DE UN MEDIO QUE LES DIERA UNA VOZ E IMPORTANCIA

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Son miles las historias de migrantes que con su esfuerzo han logrado salir adelante junto con sus familias al buscar un futuro mejor y quienes ahora están radicados en distintos estados que conforman a Estados Unidos.

En 2017 Diario La Hora lanzó La Hora Voz del Migrante, un espacio de información, opinión y servicio dedicado a los héroes procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador que arriesgan todo por sus familias.

Gustavo, Aroldo, Betsy, Manuel, Guillermo y Dayana son ejemplos de migrantes que día a día trabajan y se esfuerzan por salir adelante.

A un año de La Hora Voz del Migrante, este medio quiere que usted conozca y se identifique con algunas de las personas que hacen posible este esfuerzo y por quienes nace este espacio.

Más de 1.8 millones de guatemaltecos enviaron remesas a Guatemala en 2016, según un informe del Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM). Ese aporte llegó a 6 millones 212 mil 099 de personas en el país.

La Hora Voz del Migrante conversó con migrantes radicados en EE. UU., quienes relataron su experiencia en ese país, compartieron mensajes a la ciudadanía en Guatemala y su sentir por el primer año del medio que llegó para darle un espacio de expresión a los connacionales.

Además del aporte de connacionales para poder publicar una edición cada semana, organizaciones migrantes como Asociación Primaveral se han constituido esenciales para lograr el acercamiento con la comunidad migrante en EE. UU., por lo que también merecen un reconocimiento.

BETSY CASTELLANOS: APORTAMOS MUCHÍSIMO AL PAÍS CON LAS REMESAS Y NO SE RECONOCE

Nueva York
Conocida en su comunidad por el trabajo que realiza junto a su esposo, la migrante de origen guatemalteco, Betsy Castellanos, relató en una entrevista que llegó a Estados Unidos con la idea de que solo estaría unos meses en ese país. Sin embargo, ahora lleva viviendo trece años en Brooklyn, Nueva York.

Destacó que sus mayores retos consistieron en trabajar en oficios que no se imaginó, puesto que en el país tenía una carrera profesional. En EE. UU. ha trabajado como chef gracias a sus conocimientos de cocina, también de baby sister en alguna ocasión, y en ventas gracias al dominio del idioma inglés que desarrolló. En la actualidad labora junto a su esposo en una agencia de publicidad propia.

“Me siento muy orgullosa de mis raíces guatemaltecas y siempre resalto lo bello de mi cultura a donde quiera que voy, he hecho trabajo comunitario y he estado varias veces en Washington D. C., haciendo cabildeo a favor de los derechos de nuestra gente, es increíble, pero acá uno de los mayores retos es enfrentar la discriminación”, afirmó.

Aunque ha logrado salir adelante junto con su familia, Castellanos considera que no es necesario que las personas abandonen sus hogares y dejen a sus seres queridos, porque aunque el dinero cubre necesidades básicas, no lo es todo en la vida.

De existir esa necesidad, considera que lo recomendable es trabajar, ahorrar y retornar tan pronto como les sea posible.

En su caso, la entrevistada relató que pasó cuatro años sin ver a su familia y no hubo un día en que no sintiera la amarga distancia, “llegar de nuevo fue como reencontrarme con todos los amores de mi vida, incluyendo mi bello país”.

La guatemalteca considera que para los migrantes es indispensable tener un espacio en el que puedan informarse de lo que sucede, pues se debería reconocer el aporte que realizan a las familias.

“Los migrantes aportamos muchísimo al país con las remesas, y jamás se nos es reconocido. Siempre se minimiza o se hacen de la vista gorda. Sin nuestros envíos la economía de Guatemala sentiría el cambio”, destacó.

GUSTAVO SOTO: PASÉ DE TRABAJAR EN CULTIVOS A LA REMODELACIÓN DE CASAS

Virginia
Gustavo Soto, desde el estado de Virginia, uno de los primeros lugares a donde llegó La Hora Voz del Migrante, contó que es originario del departamento de Jutiapa.

A decir de Gustavo, migrar no es nada sencillo como muchos pueden pensar y enfatiza que establecerse representa otro reto y que siempre hay quienes buscan aprovecharse del desconocimiento que se tiene, sobre todo algunos jefes.

“Cuando la gente es mala uno trata de ser bueno y no como los demás, conmigo hubo personas que se portaron no tan bien. Pero ahora he tenido la oportunidad de ver todo y aprender, por eso es que he logrado darle trabajo a los demás”, explicó.

Para Gustavo todo inicio es complicado, pero gracias a su empeño ha logrado destacarse en la remodelación de viviendas y pintura. Desde hace dos años y medio todo lo que hace es por su propia cuenta.

De acuerdo al entrevistado, la experiencia en esta labor la desarrolló hasta que llegó a Estados Unidos. Aunque ya sabía algo, afirma que no es lo mismo. Previo a migrar su vida transcurría entre los campos de cultivos de frijol y maíz.

Entre los retos que ha logrado superar, el connacional destaca el aprendizaje del inglés que es necesario para las labores que efectúa para sobrevivir.

“Mi mensaje para los guatemaltecos aquí es que si toman no manejen, aquí hay taxis y de todo para que no manejen, aquí se tienen que portar bien porque los problemas en este país que no se ven grandes, llegan a tener graves consecuencias”, aseguró.

En otro tema, Gustavo afirma que enviar remesas no es nada sencillo, pero lo hacen porque saben que tienen familia que necesita de su ayuda para sobrevivir, porque pagar todas las cuentas es complicado.

Hacer las cosas bien es la clave para sobrevivir en el país, según el connacional, por experiencia ha comprobado que el tipo de vida los absorbe, vivir bien es posible.

GUILLERMO CASTILLO: CONTRIBUYAMOS COMO MIGRANTES A LA BUENA GOBERNANZA Y SEGURIDAD

Kentucky
En diferentes oportunidades, Guillermo Castillo, un guatemalteco radicado en Kentucky ha participado en entrevistas para La Hora Voz del Migrante.

El connacional enfatizó que es migrante desde 1996 y ha estado en países como México, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Estados Unidos y Guatemala. Ha recorrido por más de 22 años diversas comunidades rurales o ciudades en distintos países y estados entendiendo el fenómeno migratorio.

Según Guillermo, el contenido que se publica en La Hora Voz del Migrante, sirve para poder contextualizar las necesidades de la comunidad y adaptarlas a políticas sectoriales de migrantes con vistas a que algún día sean políticas nacionales para atender a los guatemaltecos en el extranjero.

A decir de Castillo, si la corrupción, impunidad y falta de justicia no existieran en Guatemala, las personas no buscarían migrar.

El mensaje que le envía a la ciudadanía en Guatemala es para que “contribuyamos como migrantes a la buena gobernanza, seguridad, justicia en nuestros municipios al exigir el cumplimiento de la ley en Guatemala”.

Castillo, además, ha impulsado proyectos de microfranquicias, industrias culturales y Mipymes.

MANUEL VIVAR: MIGRÓ Y AHORA TIENE UN NEGOCIO PROPIO JUNTO CON UN FAMILIAR

Maryland
Manuel Vivar dijo desde Maryland que nunca pensó que se establecería con el tiempo en EE. UU., pues aunque viajaba con frecuencia consideraba que aún podía salir adelante en Guatemala.

Antes de migrar tenía algunos buses, pero su condición económica no mejoró mucho y ese fue uno de los detonantes para que decidiera a irse del país y apoyara a su familia.

“Yo era dueño de autobuses allá, tenía como 19 empleados, entonces estaba acostumbrado a mandar, pero cuando vine aquí me di cuenta que las cosas habían cambiado y ya no podía mandar ni tenía una compañía que dirigir”, explicó.

Al llegar empezó trabajando con los cimientos de casas, tareas de electricista, pintura, con el tiempo se dedicó a la venta de partes para vehículos, llantas y fue ahí en este último lugar donde aprendió de este negocio y decidió junto a su sobrino empezar uno propio.

“En eso estamos trabajando ahora, en el negocio de las llantas, entonces esa es la actividad que tengo actualmente. Este es aún el país de las oportunidades, no importa el gobernante que está ahora si somos perseguidos o no, pero este país siempre va a representar una oportunidad para los guatemaltecos y cualquier persona del mundo que quiera sacar adelante a su familia”, indicó.

Señaló que los guatemaltecos son conocidos por ser trabajadores y alejados de problemas. Para actuar de acuerdo a la ley recomienda que las personas consideren actuar de acuerdo a las normas y paguen sus impuestos, porque eso demuestra que buscan salir adelante responsablemente.

Su mensaje a las familias de migrantes es que consideren el trabajo que realizan y el esfuerzo que hacen, incluso sacrificando sus necesidades por quienes tienen esperanzas en ellos.

“La economía que se tiene en Guatemala a través de las remesas es una especie de economía flotante en el sentido de que pueda que no sea sólida porque se acostumbra a las personas a recibir y recibir y no se les da la oportunidad a las personas de que mejoren”, dijo.

AROLDO RAMÍREZ: LLEGUÉ AQUÍ COMO CUALQUIER MIGRANTE

Los Ángeles California

En una de las ciudades con mayor presencia latina, Los Ángeles California, vive Aroldo Ramírez, reconocido líder guatemalteco quien llegó a ese lugar en 1983 proveniente de Puerto Barrios, Izabal.

De sus años de juventud, Ramírez señala que fue conocido por ser un joven inestable que con el trabajo y responsabilidad aprendió a vivir correctamente.

“Llegué aquí como cualquier individuo y persona, cualquier migrante, con muchas dificultades, sin familia y yo soy el primero que llegó a Estados Unidos de parte de la familia. Tenía un conocimiento del 75 por ciento de inglés, y eso me ayudó muchísimo”, aseguró.

Ramírez tenía temor a ser deportado, y eso le sirvió para estar atento a la ley y enderezar su vida. Aunque la situación se veía adversa, Ramírez puso el empeño necesario para impulsar su trabajo en construcción.

“Yo pude ganar más dinero, tuve mi familia, esposa y dos hijos, posteriormente logré quedarme con su custodia y me convertí en papá soltero”, afirmó.

La vida no ha sido sencilla para Aroldo, pero ha logrado sobresalir. Incluso indicó que tiene 33 años de mantenerse en la sobriedad y como ser humano ha atravesado por muchas situaciones complicadas.

Ramírez es conocido por participar desde el exterior junto a la comunidad en el extranjero, desde donde formó sus valores. Además, es presidente de Fraternidad Izabal y vicepresidente de la Coordinadora de Organizaciones Guatemaltecas, en Los Ángeles.

Actualmente se desempeña como ingeniero de mantenimiento en el área residencial de los estudiantes de la universidad de UCLA.

En la situación tan crítica a nivel de gobierno, el connacional cree necesario que la ciudadanía piense en los migrantes y no cometan errores como los que ocurrieron y que están dando los motivos que ocurren en Guatemala.

“Es bueno que empecemos a crear el cambio y que todos tengan participación. Nosotros como migrantes estamos pidiendo que se respete la Constitución y se nos dé participación completa”, refirió.

A UN AÑO DE LA PRIMERA EDICIÓN
ESTO PIENSAN LOS CONNACIONALES DE “LA HORA VOZ DEL MIGRANTE”

Betsy Castellanos. Nueva York: “Nos sentimos satisfechos de que nuestra opinión cuente, si nuestro ejemplo sirve para alguien que piense dejar el país tenga una idea a lo que se enfrentará”.

Guillermo Castillo. Kentucky: “Una gran contribución de La Hora y sus patrocinadores para darnos la oportunidad de tener una voz en agenda nacional y sensibilizar a tomadores de decisiones políticas en Guatemala que afectan nuestra comunidad”.

Gustavo Soto. Virginia: “Es bueno expresarse y hacerlo bien, en este país he visto mucha gente que opina, pero hay que hacerlo todo correcto y es bueno estar enterado de lo que pasa porque uno contribuye al país mandando dinero y todo”.

Manuel Vivar. Maryland: Siempre la opinión pública, en donde uno se pueda manifestar es bueno, porque si bien es cierto que la Constitución garantiza el derecho a opinar. Siempre uno quiere decir algo, si estamos fuera de Guatemala, sin embargo, estamos atentos de lo que está pasando en el país.

Estamos aquí en Estados Unidos, no votamos ni tenemos voz ni voto, pero podemos opinar qué nos parece el Gobierno de este país. Los medios juegan un papel importante en este rol, habría que culturizar a nuestra gente para que se pueda leer. Es importante y muy acertado lo que hacen, yo leo su periódico, pero como le digo que habría que hacer más conciencia en la gente para que se informen.

Aroldo Ramírez. Los Ángeles: “La aparición de ustedes para mí fue muy sorprendente, gracias, gracias por pensar en los migrantes y gracias por hacer esta acción que están haciendo porque es necesario que el guatemalteco migrante este informado”.

Dayana Enamorado: “Agradezco a La Hora Voz del Migrante por la oportunidad que me dio de formar parte de su historia que llevaré toda mi vida, sus esfuerzos y periodismo es un ejemplo a seguir. Muchas felicidades en este primer aniversario y les deseo muchos más”.

“LA HORA VOZ DEL MIGRANTE” CONTRIBUYE A DEMOSTRAR LAS BUENAS COSTUMBRES Y MORAL DE JOVEN HONDUREÑA

En marzo pasado se publicó la historia de Dayana H. Enamorado, una joven de 17 años, originaria de Tegucigalpa, en Honduras, quien emigró a Estados Unidos en 2016 por problemas familiares.

A pesar de su corta edad, la experiencia de migrar muy joven la ha hecho madurar, aprender a buscar el bien de los demás y luchar por sus sueños pese a las adversidades.

En entrevista para este medio, Dayana comentó que hace algunos años enfrentó una difícil situación en su país natal, por lo que tuvo que salir de Honduras, lo cual atribuye a que su país no cuenta con una adecuada legislación relacionada a la protección de la mujer.

Actualmente Dayana estudia el onceavo grado de la secundaria y debido a que el término de corrupción e impunidad ha estado presente en varias etapas de su vida, participa en acciones que tengan el enfoque de luchar contra estos problemas.

Uno de los sueños de Dayana es ser enfermera geriátrica, especialidad encargada del cuidado del adulto mayor, debido a que es una forma de apoyar a personas de la tercera edad.

El 23 de abril, esta Redacción fue informada por Guillermo Castillo, que la joven demostró con certeza la buena moral, costumbres y buena conducta, lo que le permitió dar un paso positivo en su entrevista de Migración.

Castillo indicó que aún debe pasar frente a Juez de Migración y seguir procesos de ley. “Seguiremos de cerca sus logros que permitan contribuir a una mejor Centroamérica”.

Comentarios