Inicio Más Populares ¿Falta de registros certeros o un intento por ocultar la verdad?, la...
NO DEJARÁN DE BUSCAR A SUS FAMILIARES EN ZONAS AFECTADAS POR EL VOLCÁN DE FUEGO

¿Falta de registros certeros o un intento por ocultar la verdad?, la incertidumbre por la cantidad de desaparecidos persiste

por -
0 55
¿Falta de registros certeros o un intento por ocultar la verdad?, la incertidumbre por la cantidad de desaparecidos persiste

SEGÚN LOS COMUNITARIOS, GOBIERNO OCULTA NÚMERO DE DESAPARECIDOS Y CON ELLO SU NEGLIGENCIA

La erupción del Volcán de Fuego, ocurrida el 3 de junio, dejó desolada la comunidad San Miguel Los Lotes, en el departamento de Escuintla, donde pobladores aseguran que hay miles de desaparecidos, una cifra más alta de los reportados oficialmente y que, según los comunitarios, el Gobierno quiere ocultar para no evidenciar la negligencia en la que incurrieron durante el desastre.

Por Eder Juárez
[email protected]

De acuerdo con datos oficiales proporcionados por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) el número de desaparecidos por la erupción del Volcán de Fuego asciende a 312 personas; 305 en el departamento de Escuintla y siete en Sacatepéquez, mientras que el número de fallecidos es de 113 personas; 104 en Escuintla y nueve en Sacatepéquez, respectivamente, según datos actualizados al 13 de julio.

La noche del martes, un día antes del cierre de este reportaje y tras la identificación de nuevas personas fallecidas por parte del Instituto Guatemalteco de Ciencias Forenses (Inacif), la cantidad varió a 116 fallecidos y 302 desparecidos.

Sin embargo, comunitarios de San Miguel Los Lotes, aseguran que los desaparecidos por el desastre sobrepasan los 2 mil 900, ya que las familias del lugar eran numerosas, además de ser el área más devastada por el siniestro.

Antonio Archila Guerra, vecino de Los Lotes aseguró que en promedio en el lugar habitaban alrededor de unas 3 mil 500 personas, de las cuales han hecho un conteo y solamente hay aproximadamente 400 sobrevivientes en los diferentes albergues que fueron habilitados por las autoridades.

“Hemos tenido sesiones con las diferentes colonias del área, San Miguel Los Lotes, Caserío El Barrio, El Rodeo y cada Cocode junto a los de sus colonias, fuimos a la sesión y hay como 400 personas vivas, entonces calculamos que el total de desaparecidos son como unos 2 mil 900, que no se sabe si sobrevivieron o están en otro lugar o fallecieron”, dijo Archila Guerra.

Asimismo, aseguró que la mayoría de las personas se encuentran soterradas en el llamado “Callejón” de dicha comunidad, pues era la ruta de evacuación que se utilizaba, “era el lugar de evacuación de la gente y lastimosamente buscaron auxilio en las casas de las orillas, pero la lava los atrapó allí”, manifestó.

Archila Guerra busca entre el arrido terreno y entre los escombros de las casas totalmente cubiertas de arena que arrastraron los lahares a cinco de sus familiares, entre ellos sus padres, una hermana y dos sobrinos. “En total perdí a once familiares de los cuales ya hemos enterrado a seis, pero todavía nos hacen falta esos cinco y es por los que estamos luchando todavía”.

OCULTAN NÚMERO DE DESAPARECIDOS

Las autoridades evitaron dar a conocer la cantidad de desaparecidos en los primeros días de la tragedia, y fue hasta el 5 de junio, en conferencia de prensa, que oficializaron el número preliminar de 197 personas de las que se desconocía su paradero.

Posteriormente se actualizó la cifra con la verificación de más de 170 mil registros de 11 instituciones, esto fue el 4 de julio, un mes después del desastre, reportando a 332 personas desaparecidas. El dato, además, se dio a conocer el mismo día que una organización confrontaba al Gobierno por esas estadísticas, aduciendo que, con testimonios y trabajo de campo, calculaban que la cantidad superaba los 2 mil 900.

Después se recibió información de que tres personas del listado estaban con vida y se actualizó a 329. Además, el 11 de julio el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) con la identificación de diez personas fallecidas que se encontraban en el listado de desaparecidos, la cifra se redujo a 319 desaparecidos, informó Conred.

Una nueva actualización de personas identificadas por el Inacif se realizó el 12 de julio con ocho personas más que se encontraban en el listado, para reportar un total de 312 personas desaparecidas al 13 de julio.

Según Archila Guerra, las autoridades ocultan las cifras de desaparecidos porque no quieren dar a conocer que actuaron con negligencia al emitir la alarma demasiado tarde.

“Es negligencia de las autoridades, vinieron a dar la alarma muy tarde. El volcán estuvo en erupción desde la mañana. Sabían que eso se iba a incrementar en cualquier momento. A mucha gente de otras aldeas que tienen dinero si los alertaron y salieron, pero cuando lo hicieron aquí no se pudo, era demasiado tarde”, señala el comunitario.

Además, manifestó que las autoridades “quisieron tapar el sol con un dedo al decir que eran poquitas las personas que habitaban aquí, pero uno que vivió toda su vida aquí, sabe cómo se vivía y quienes eran las personas que estaban aquí”.

ASÍ SE SUSTENTAN LOS DATOS OFICIALES

David de León, vocero de la Conred, indicó que la información que se ha compartido en cuanto al número de personas reportadas desaparecidas tiene fundamento en más de 170 mil registros de diferentes entidades como el Instituto Nacional de Estadística, el Registro Nacional de la Personas, el Inacif, la Procuraduría General de la Nación, El catastro de las municipalidades del lugar, así como información de los Ministerios de Salud y Educación.
“Entonces al realizar el cotejo de la información que se tiene, incluso de la Empresa Eléctrica para saber cuántos contadores había o nombres de las cabezas de hogar, sirvió de parámetro para identificar a las familias, información que llevó tres semanas para recopilar, la cual es muy completa y se llegó al dato de 312 personas que es el dato que tenemos como oficial”, dijo De León.

Asimismo, recalcó que una de las dificultades encontradas para determinar la cantidad de desaparecidos, es porque la mayoría de las municipalidades del país, no cuentan con un registro catastral certero de cada una de las comunidades bajo sus jurisdicciones.

A la vez, mencionó que se deben tomar en consideración otro tipo de factores, por ejemplo, que la emergencia sucedió un domingo y muchas personas visitaban a sus familiares en otras localidades.

“El dato puede que en algunos casos haya generado algún tipo de sospecha por el tiempo que nos llevó, pero era 176 mil registros que eran necesarios revisar de acuerdo con los aportes que la misma población hacia”, manifestó el vocero.

De León reitero que en base a los registros que se tienen, el dato de desaparecidos es el que se ha reportado, “hay que recordar también que hay casos pendientes que el Inacif está por identificar y en su momento va a generar que el listado de desaparecidos cambie”, añadió.

ENFRENTAN DIFICULTADES Y SIN EL APOYO NECESARIO

Por su parte Natalia Hernández, es otra sobreviviente de la tragedia que continúa en la búsqueda de al menos 25 de sus familiares desaparecidos. “No los tenemos vivos, ni tenemos los restos de nuestros seres queridos”, se lamenta.

Hernández aseguró que los comunitarios que buscan a familiares desaparecidos no han recibido el apoyo de las autoridades, ni del Gobernador de Escuintla, ni del propio Presidente, “no han ayudado en nada, más bien han estado estorbando las labores de búsqueda de los cuerpos”.

La mujer coincide con Archila Guerra, al asegurar que el área conocida como “El Callejón” hay cientos de personas soterradas y que las autoridades no han permitido buscarlas. “Solo nos han permitido buscar unas cuantas horas, y eso no es justo, nos debería de dejar entrar, porque si no vienen a ayudar pues que nos dejen a nosotros trabajar por nuestra propia familia”, manifestó en un tono molesta.

Asimismo, señaló que los pobladores están molestos con el actuar de las autoridades, “porque por culpa de ellos es que nuestros familiares están fallecidos, ellos nunca dieron aviso a las comunidades de que el volcán estaba haciendo erupción de gravedad, por eso es por lo que hay mucha gente enterrada, vinieron hasta cuando ya había pasado”.

Hernández indicó que se encuentran indignados ya que las autoridades solo se han dedicado a recuperar la carretera de la Ruta Nacional 14 y se olvidaron de buscar a sus familiares. “Vamos a seguir buscando hasta lo último a nuestros familiares aunque sea lo último que hagamos. Vamos a seguir viniendo y si las autoridades se oponen vamos a tomar medidas de hecho, estamos dispuestos a seguir buscando a nuestra familia”, dijo.

NO ES JUSTO QUE QUEDEN ENTERRADOS

En tanto, Eufemia García, una figura emblemática de la zona cero, que desde el segundo día de la tragedia busca a 50 familiares desaparecidos, manifestó que no es justo que niños, niñas y adolescentes se queden enterrados en el lugar.

“Esto no se va a declarar un camposanto, primero Dios van a ser recuperados los restos de todos los desaparecidos. Todo esto es culpa de la Conred, del Gobernador, del Gobierno, que realmente no alertó a la población, sabiendo que estábamos en peligro, nos hubieran alertado, pero lamentablemente no hicieron nada”, dijo entre lamentos García.

Entre lágrimas dijo tener mayor el sentimiento de dolor, “porque mientras pasen más días es peor, no puedo compartir con mi madre, mis hijos, mis hermanas, cuando antes todas las mañanas nos encontrábamos con nuestra familia para ir a visitar a mi madre”.

Además, indicó que ahora es mayor su tristeza. “Tengo mayor tristeza, mayor dolor porque yo quisiera encontrar a mi familia y lo que pedimos es que no nos vengan a estorbar porque realmente las autoridades solo vienen a estorbar”, señaló.

TRISTEZA Y DOLOR

Eufemia no es la única que a más de un mes mantiene tristeza y dolor por la pérdida de sus seres queridos, Nancy Fabiola García, una joven de aproximadamente 17 años, busca a su mamá y abuelos que se quedaron soterrados entre la arena que expulsó el coloso.

“Me siento aun triste, aunque ya haya pasado un mes, me siento bien mal todavía, más al recordar que aquí nacimos y es algo doloroso para nosotros poder venir y ver todo esto destrozado”, dijo.

Fabiola García relató que sus abuelos el día de la tragedia se quedaron en la calle que conduce al lugar conocido como “El Callejón”, donde fueron arrastrados por la lava y su mamá al regresar por ellos se quedó soterrada; por eso asegura que en esa área hay decenas de personas soterradas.

“Eso era como un rio por eso pensamos que están aquí abajo, por eso venimos día a día para ver qué podemos hacer o ayudar a los rescatistas para ver si recuperamos los restos de nuestros familiares”, manifestó García.

Por último, comento que no pierde la esperanza de encontrar los restos de sus familiares, “tengo esperanza de encontrarlos, aunque sean los últimos restos que logremos recuperar, queremos darles una cristiana sepultura”.

COMUNICACIÓN ENTRE POBLADORES Y AUTORIDADES

El Colectivo Antigua Al Rescate calcula que el número de personas desaparecidas y que habrían muerto por la erupción del Volcán de Fuego podría ser de 2 mil 900 en San Miguel Los Lotes, Escuintla, el área más devastada por el siniestro.

La estimación se realizó por medio de entrevistas a los lugareños que indicaron que en promedio las familias tenían entre 10 y 12 miembros y que en cada lote habitaban entre dos y tres familias; se calculan alrededor 360 viviendas en el área.

Sofía Letona de dicho colectivo dijo que las personas que llegan a la zona cero que son comunitarios de San Miguel Los Lotes, están incendiados por la falta de ayuda que el Gobierno les ha dado y cree que apoyando a buscar los restos se van a calmar.

“Lo que hay es una falta de comunicación, no sé si todos los miembros de los Cocodes fallecieron o qué ocurrió, pero no hay un solo líder comunitario, hay representantes que están llegando, pero ellos no están informados y los que salen de los albergues solo salen y se desesperan”, manifestó Letona.

Además, señaló que para que se solucionen los problemas en la zona cero, se necesita un vínculo entre las instituciones y los pobladores, “lo ideal es encontrar una estructura o algo que permita que la población comunique sus frustraciones a las instituciones, y que las autoridades puedan comunicar la labor y juntos buscar una solución que los satisfagan a ambos, que para las instituciones sea seguro y que para los pobladores sea un apoyo”.

Las autoridades dieron al colectivo un máximo de cinco días para que trabajen en el área del desastre y recuperar la mayor cantidad de restos humanos que puedan localizar. En una semana de trabajo en la comunidad se han logrado rescatar los restos de 60 víctimas de la tragedia.

Sin embargo, las autoridades ordenaron desde el 17 de junio suspender las actividades de búsqueda en el lugar, por lo tanto, los cuerpos de socorro que se encontraban en esas labores salieron del área. Mientras que el Colectivo Antigua al Rescate y lugareños consiguieron el lunes una prórroga de cinco días otorgada por el Gobernador de Escuintla, para buscar a sus seres queridos.

Según De León, la decisión se hizo considerando varias condiciones, en primer lugar, porque es un sector inestable y por la misma seguridad de las personas y socorristas.

Adicionalmente se debe tomar la consideración del Ministerio de Salud, que ha dicho que en el sector hay muchas partículas y minerales que pueden generar algún problema de salud para las personas en el futuro.

Por esas razones, el sector fue declarado en alto riesgo y no se recomienda que las personas se encuentren en el área, tomando en cuenta lo inestable del terreno, dijo De León.

“El proceso de búsqueda, localización y rescate de personas regularmente se establece en 72 horas, no solo en Guatemala, sino es un procedimiento a nivel internacional”, comentó.


Conred ignoró advertencia de Insivumeh por erupción del Volcán de Fuego

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, (Conred) ignoró la advertencia que hizo el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) sobre el peligro que representaba el Volcán de Fuego para comunidades aledañas mientras este reportaba actividad el 3 de junio, según concluyeron diputados durante una citación en la bancada UNE días después de la tragedia.

En el boletín vulcanológico especial 28 emitido por el Insivumeh a las 10:05 horas del domingo 3 de junio, titulado “Erupción con flujos piroclásticos, barrancas Seca y Cenizas”, el ente científico reportó una nueva fase de erupción, generando explosiones fuertes, con retumbos y ondas de choque.

Asimismo, informó que esa erupción “mantiene la energía, por lo que puede generar flujos piroclásticos en cualquier barranca alrededor del Volcán de Fuego, por lo que no se debe permanecer dentro ni cerca de estas debido a la erupción”.

Ese día, pese a las advertencias del Insivumeh, a las once horas, la Conred en su cuenta de Twitter publicó que no era necesario hacer evacuaciones. “El Volcán de Fuego inició su segunda erupción del presente año, con explosiones que elevan columnas de ceniza a 6 mil metros sobre el nivel del mar, flujos piroclásticos en barrancas. Por el momento no es necesario realizar evacuaciones”, decía el mensaje.

El secretario Ejecutivo de la Conred, Sergio Cabañas expresó que los boletines de las 6:00 y 10:00 horas no tenían información suficiente para evacuar a los pobladores, asegurando que no llevaban la lectura de amplitud sísmica del volcán.

HORA DE LOS BOLETINES

A las seis horas del domingo 3 de junio el Insivumeh emitió el primer boletín vulcanológico especial donde le recomienda a Conred emitir un estado de alerta.

A las 10:05 horas se advierte que no deben estar personas en las barrancas del volcán. En el tercer informe de las 13:45 horas se recomienda subir el estado de alerta. En el cuarto boletín de las 13:55 horas se refleja la misma actividad volcánica. En el quinto boletín de las 16:55 horas se reporta el descenso de flujo piroclásticos.

“Es negligencia de las autoridades, vinieron a dar la alarma muy tarde… cuando lo hicieron aquí no se pudo –evacuar-, era demasiado tarde”.
Antonio Archila Guerra

“El dato puede que en algunos casos haya generado algún tipo de sospecha por el tiempo que nos llevó, pero era 176 mil registros que eran necesarios revisar de acuerdo con los aportes que la misma población hacía”
David de León, vocero de Conred

“No los tenemos vivos, ni tenemos los restos de nuestros seres queridos”.
Natalia Hernández

“Mientras pasen más días es peor, no puedo compartir con mi madre, mis hijos, mis hermanas, cuando antes todas las mañanas nos encontrábamos con nuestra familia para ir a visitar a mi madre”.
Eufemia García

Comentarios