Inicio Tu Voz cambia GT Estado de calamidad permanente

Estado de calamidad permanente

por -
0 72
Estado de calamidad permanente

Por Fredy Muñoz

Estado de calamidad pública tendrá que ser declarado en Guatemala por todos los desastres que hay en la administración pública, han pasado terremotos, huracanes, tormentas, etc., pero no han destruido al país, como sí lo han hecho estas estructuras bien organizadas y enraizadas en todas las instituciones del Estado y que se cubren con un manto negro bien oscuro, apestoso, sucio e insoportable llamado CORRUPCIÓN, pero la patria también es fuerte porque ha soportado la arremetida de estos vividores que están integrados en grupos que tienen nombre y apellido y que se pueden contar por miles.

Muchos de estos personajes se manejan en perfil bajo, pero los jefes son bien conocidos de la población, creo que es necesario denunciar a cuanto ladrón conozcamos para que el brazo de la justicia los alcance y así ir limpiando el país de tanta cosa podrida.

Instemos al presidente Jimmy Morales para que declare estado de calamidad pública, pero para que pueda hacer compras de emergencia de artículos de limpieza específicos, rastrillos, escobas, palas, cloro, ácido muriático y cuanto desinfectante pueda, para hacer una barrida por todos los rincones de las oficinas públicas, le recomendamos que comience por las oficinas de la Presidencia, eso sí, hay que avisarle que se agarre bien para que la correntada de agua sucia que saldrá no lo arrastre, después que vaya por la Vicepresidencia, para estas oficinas tendrá que llevar un camión para sacar todos los nidos de ratas que dejó Roxana Baldetti y que todavía los usan los que ocupan esa institución, después que siga por cada uno de los ministerios, en algunos tendrá que usar hasta humo para que logre limpiar los escritorios de tanta rata y cucaracha que ha vivido por años en estos puestos y que se están robando los recursos de los guatemaltecos.

Guatemala está herida pero no de muerte, creo que podemos rescatarla, ya es tiempo que levantemos nuestra voz y que Guatemala sepa quién es cada uno de nosotros y si vamos a buscarle un mejor modo de tratarla, la abandonamos porque la corrupción la golpeaba y no teníamos oportunidades, no pudimos defenderla, pero ahora extrañamos a nuestra madre patria y lloramos por ella.

Es tiempo pues de que cada uno haga su trabajo y cumpla con su responsabilidad de defender la patria y denunciar a cuanto corrupto e impune se nos cruce en el camino.

Guatemala necesita cambios profundos y no solo un maquillaje para engañar a la población.

Comentarios