Inicio Tu Voz cambia GT Economía globalizada y migraciones

Economía globalizada y migraciones

por -
0 172
Economía globalizada y migraciones

Por: Pbro. Mauro Verzeletti, C. S.
Director de las Casas de Migrante, Guatemala y El Salvador
[email protected]

La matriz de la economía de mercado neoliberal se constituye en la causante principal de los flujos migratorios y desplazamientos forzados a nivel internacional. Como consecuencia, la liberalización de los mercados financieros en esfera planetaria con total libertad, las condiciones de vida de la población se han agravado. Medidas económicas que han generado el estancamiento económico y la concentración de las riquezas en pocas manos, haciendo un mundo más desigual, donde los pobres fueron sumergidos en la pobreza y tuvieron que buscar la propia sobrevivencia en la migración.
Con la implementación de la economía de mercado flexibilizada, las políticas de crecimiento económico con creación de empleo no fueron implementadas por los Estados.  Las políticas económicas de mercado global contribuyeron al incremento de las migraciones. A su vez, los mecanismos perversos de la economía de mercado globalizada han levantado muros fronterizos, para condenar a las mismas víctimas fabricadas por el sistema.

Los grandes flujos migratorios del siglo XXI ocurren por las malas recetas de ajustes económicos y estructurales fomentadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, que preanuncian el fin del Estado, con reducción de gastos públicos, disminución  de  empleos y, como consecuencia, mano de obra barata de los migrantes y refugiados.

La injusta situación económica mundial provoca movimientos migratorios intensos y constantes, motivados por el deseo de las personas de encontrar un lugar que facilite el desarrollo social, con el objetivo de alcanzar una vida digna.

Es importante considerar que las migraciones siempre fueron un factor de contribución positiva para la historia de la humanidad, para el desarrollo económico y social de las naciones. Los gobiernos del mundo en sano juicio deberían de incentivar las migraciones a través de políticas migratorias binacionales, para facilitar el proceso de integración entre las naciones de baja y alta productividad, creando mecanismos legales de integración laboral para el desarrollo humano integral.

Las migraciones internacionales apuntan la necesidad de repensar el mundo basado en la competitividad económica desleal y el cierre de las fronteras, para reconstruir el derecho humanitario internacional, con el objetivo de restituir la justicia para que esté al alcance de los migrantes y obtengan la ciudadanía universal. El desafío se constituye en la construcción de políticas que integren los migrantes y refugiados en su riqueza personal, cultural y productiva, entre los países de origen y destino. A partir de la perspectiva de visibilizar las migraciones como factor positivo, de una riqueza incalculable en muchas dimensiones, así estaríamos superando conceptos discriminatorios hacia los migrantes, etiquetados como un problema, un peso y una invasión.

Comentarios