Inicio Deportes Cristiano y Salah, los puñales de la final de Kiev

Cristiano y Salah, los puñales de la final de Kiev

por -
0 26
Cristiano y Salah, los puñales de la final de Kiev

Por Alberto Bravo
Madrid /dpa

La final de la Liga de Campeones tendrá uno de sus grandes focos en Cristiano Ronaldo y Mohamed Salah, dos estrellas que buscarán el brillo máximo y de cuyos goles dependerá en buena parte el destino del título.

Será un gran momento para confrontar el peso de dos grandes estrellas en dos clubes históricos como son Real Madrid y Liverpool. Una pertinaz, como es el portugués, y otra recién ingresada en la élite, como es el egipcio.

Para Cristiano Ronaldo, la cita de Kiev supone la oportunidad de entrar en la leyenda. De ganarla, sumaría la impresionante cifra de cinco Ligas de Campeones -cuatro con el Real Madrid y una con el Manchester United-, las mismas que tienen clubes como el Barcelona o el propio Liverpool en toda su historia.

“Me siento bien, siento a mis compañeros bien. Si ganamos sería la hostia. Me encanta jugar esta competición”, declaró esta semana.

Cristiano Ronaldo inauguró una rutina el año pasado y la repitió en el presente. A sus 33 años, decidió racionalizar el uso de su cuerpo y disminuyó minutos. Los resultados son explícitos: si a la anterior final llegó como un tiro, dos goles incluidos a la Juventus, a la de Kiev también parece aterrizar en plenitud.

El portugués se convirtió esta temporada en el primer jugador en marcar goles en todos los partidos de la fase de grupos de la Liga de Campeones y contabiliza la impresionante cifra de 15 tantos en la presente edición del torneo. Un año más, no se atisba su ocaso.

Por su parte, Salah pertenece a otra generación y a sus 25 años asistió a la temporada de su explosión. Dobló la media de goles de su carrera para firmar esta campaña 44 tantos en 50 partidos. Y diez de ellos llegaron en Liga de Campeones, los mismos que su compañero Roberto Firmino y uno más que Sadio Mané, el otro componente del temible “tridente” del Liverpool.

Apenas mide 175 centímetros de altura, pero posee una rapidez endiablada, enorme facilidad para tirar diagonales y, sobre todo, una espectacular golpeo de balón. Define como pocos futbolistas del continente sin ser un delantero centro puro.

No es de extrañar que el Liverpool lo haya tasado ya en 200 millones de euros (234 millones de dólares), un precio de alturas galácticas pero que según está el mercado tampoco se antoja desmesurado. Y más teniendo en cuenta su juventud.

Al contrario que Cristiano Ronaldo, cuya capacidad para brillar en las grandes citas está suficientemente acreditada, la cuestión con Salah es ver cómo responderá a la presión de toda una final de Liga de Campeones, el partido más importante de su vida.

“Para mí, cada partido es sólo un partido y me centro siempre en ganarlo, pero no quiero ponerme bajo presión para rendir a mi nivel. Al final sé que es un partido importante para todos, un enorme partido”, expresó Salah en declaraciones transmitidas hoy por la web de su club.

Lo cierto es que en Kiev se reunirán dos de los mejores delanteros del momento, dos hombres que fueron decisivos para llevar a sus respectivos equipos a la final de la Liga de Campeones. De paso, será un partido en el que el triunfador recibirá un impulso sensacional en la carrera por ser el “The Best” de esta temporada.

Comentarios