Inicio Tu Voz cambia GT Cooperativa para los migrantes guatemaltecos

Cooperativa para los migrantes guatemaltecos

por -
0 123
Cooperativa para los migrantes guatemaltecos

Por Rodulfo Santizo
minchitoss1@yahoo.com

Las cooperativas pueden ser una opción verdadera para desarrollar muchas acciones que beneficien a los migrantes guatemaltecos en el extranjero y sus familiares en las comunidades de origen, partiendo de que todos los guatemaltecos que tomaron la decisión de dejar el país en busca de mejores oportunidades, quieren regresar a sus comunidades cuando hayan condiciones ideales para incorporarse inmediatamente a las actividades socioeconómico productivas de su entorno comunitario.

Todos los guatemaltecos que nos encontramos lejos de nuestra tierra, anhelamos regresar y hacer vida de nuevo en ambientes aceptables que permitan satisfacer las necesidades básicas de todo ser humano.

Los esfuerzos mancomunados y corporativos son las herramientas con las que actualmente contamos los seres humanos para hacerle frente a un modelo de desarrollo que pueda contribuir al desarrollo integral de la nueva Guatemala, que todos llevamos en el alma y corazón.

Es aquí donde la diáspora debidamente organizada por municipio de origen en los países con mayores índices de recepción de guatemaltecos, en este caso los que residen en los Estados Unidos, deben iniciar procesos de organización donde participen todos los actores de cada región, presentando una propuesta convincente a las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores, Conamigua, entre otras, para que dentro de sus actividades cotidianas apoyen los esfuerzos de organizar a los migrantes por municipio de origen; procesos que serán base preliminar para desarrollar toda una estrategia de la formación de un Megaproyecto Cooperativo, donde las remesas sean el nutriente básico impulsor del desarrollo, partiendo de una estrategia de desarrollo regional que estimule a cada migrante a invertir en una estructura financiera que vele por sus derechos, intereses y beneficios, de la cual él mismo será parte, con la contraparte de sus familiares en Guatemala.

En los países desarrollados de Europa, como Alemania y Francia, el cooperativismo ha sido la base de su desarrollo, pues de esta manera se puede crear riqueza y empleos, porque basan sus acciones y actividades en principios democráticos con participación activa de todos sus miembros.

La inter cooperación ha posibilitado la puesta en marcha de un mercado solidario donde muchas cooperativas trabajan conjuntamente, apostándole a la economía solidaria; asumiendo en sociedad los principios y valores como la solidaridad, la gestión democrática, la responsabilidad social, el desarrollo sostenible y la igualdad de oportunidades y salario entre hombres y mujeres.

La fortaleza de la cooperativa radica en el compromiso del grupo humano que la conforman, esto debido a que hay responsabilidades compartidas y repartidas entre sus miembros, siendo un principio igualitario, por excelencia.

Los socios y socias tienen el derecho a estar informados acerca de las actividades y acciones, participando en ellas, aportando sus opiniones y votando, pues se aplica el principio de una persona socia, un voto.

Entre las normas cooperativas más importantes destacan la adhesión voluntaria y gratuita, abierta a todas las personas y sin discriminación alguna y la gestión democrática de la empresa por parte de los socios mediante asamblea, asimismo, las personas socias contribuyen equitativamente al capital de sus cooperativas y gestionan los beneficios de forma democrática e igualitaria.

Es pues oportuno lanzar esta idea de cómo los migrantes guatemaltecos en el extranjero pueden ser promotores y gestores de su propio desarrollo por medio de un modelo cooperativo, en el que las remesas sean el elemento principal e impulsor de las actividades económico productivas que se puedan identificar y, priorizar para el despegue de sus comunidades de origen, compartiendo estas inquietudes con todas las instancias de gobierno, organismos internacionales y otras que deseen cooperar en estas formas de desarrollo comunitario.

En mis años de experiencia en proyectos de desarrollo no veo otro modelo, que no sea por medio de las cooperativas, donde los migrantes podamos iniciar un proceso real de desarrollo, en el cual podamos hacer incidencia y convencer al Gobierno de Guatemala para que apoye dichas iniciativas, porque contamos con recursos y disposición de emprender proyectos pilotos, innovadores y replicables, de acuerdo a las condiciones de cada municipio de origen.

Comentarios