Inicio Más Populares ¿Cómo evitar más Claudia Patricia Gómez que buscan una mejor vida?
83 MIGRANTES DE DISTINTAS NACIONALIDADES HAN FALLECIDO EN LA FRONTERA EE. UU.- MÉXICO DURANTE EL AÑO

¿Cómo evitar más Claudia Patricia Gómez que buscan una mejor vida?

por -
0 103
¿Cómo evitar más Claudia Patricia Gómez que buscan una mejor vida?

“Héroe caída o caído”, es un término utilizado entre la comunidad migrante para demostrar respeto y dignificar la memoria de una persona que ha muerto camino a Estados Unidos. Hace una semana, Claudia Patricia Gómez González, originaria de Quetzaltenango, se convirtió en otra héroe.

Migrantes entrevistados por La Hora Voz del Migrante, señalan que para evitar nuevas tragedias como la ocurrida, el Gobierno de Guatemala debe implementar medidas que generen oportunidades de empleo que al final eviten la migración de connacionales al extranjero.

POR DOUGLAS GÁMEZ
[email protected]

El miércoles 23 de mayo de 2018, un agente de la Patrulla Fronteriza dio muerte a la guatemalteca de un balazo en la cabeza, cuando intentaba ingresar de forma irregular a Estados Unidos junto con otros tres connacionales.

En un principio, la agencia (Patrulla Fronteriza) dijo el miércoles que el agente iba solo y disparó su pistola después de que lo agredieran “múltiples sujetos que utilizaban objetos contundentes”. Sin embargo, la Patrulla Fronteriza indicó el viernes que el grupo desatendió las exigencias del agente de que se tiraran al piso y “se le fueron encima”, reportó la agencia AP.

Dominga Vicente, familiar de Claudia, relató en una conferencia de prensa el viernes 25 de mayo, que la joven había emprendido su viaje a Estados Unidos hace veinte días, por necesidad y con el objetivo de sacar a su familia adelante, al igual que los miles de guatemaltecos que deciden migrar cada año.

Claudia, originaria de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, se dedicaba a la agricultura, tenía un hermano de 5 años y otro de 8. Estudió básicos y nivel diversificado, se gradúo de Perito Contador e intentó ingresar a la Universidad de San Carlos de Guatemala, pero no fue admitida, recordó Vicente.

“Mamá no esté triste yo estoy bien”, dijo Claudia en la última conversación que tuvo con su mamá el mismo día que falleció, según indicó Dominga en la conferencia de prensa que ofreció el viernes en la sede del Consejo Nacional de Atención al Migrante (Conamigua) junto al Secretario Ejecutivo de esa entidad, Carlos Narez.

UNA “HÉROE CAÍDA”

Para el guatemalteco Guillermo Castillo, uno de los líderes migrantes de Kentucky, Gómez es una “héroe caída”, un término utilizado para honrar la memoria de las personas que fallecen por distintas causas en la ruta migratoria hacia Estados Unidos.

“Le decimos “héroe” porque es una persona que no aceptó sumirse a su situación, se armó de valor sabiendo que enfrentaría riesgos, luchó y murió luchando en un camino durísimo, con el honor de querer luchar por su familia o salvarse”, puntualizó.

“Claudia Gómez y mil héroes caídos, muchas veces encuentran la muerte, secuestro, son enterradas como XX, o son víctimas de estructuras criminales derivado de un Estado de Guatemala ausente, cuyo sistema está organizado para expulsar miles de migrantes al mes”, recordó Castillo.

MÁS MUERTES EN LA FRONTERA

Según el portal web missingmigrants.iom.int de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en lo que va del año 83 personas de diferentes nacionalidades han fallecido en la frontera Estados Unidos-México por diversas causas, una de ellas la guatemalteca Claudia Patricia Gómez González.

Mientras que Guatecompras registra que el Ministerio de Relaciones Exteriores ha contratado en el año trece servicios funerarios de repatriación de connacionales desde Estados Unidos y tres desde México.

Por su parte, el Grupo Articulador de la Sociedad Civil en materia migratoria y otras organizaciones defensoras de los Derechos Humanos en Guatemala y el Continente, repudiaron lo sucedido y recordaron que el caso de Claudia no es la primera muerte que involucra a elementos de la Patrulla Fronteriza.

“El asesinato de personas migrantes en la frontera de Estados Unidos con México ocurre con frecuencia, tanto por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza, como por otras personas armadas en el área. La Coalición de Comunidades de la Frontera Sur de Estados Unidos ha expresado que: agentes de la Patrulla Fronteriza tienen una larga historia de muerte y abusos a lo largo de la frontera sur y más allá. Desde 2010, los agentes han matado a más de 50 personas, incluyendo a ciudadanos estadounidenses. A la fecha, ningún agente ha sido procesado de manera exitosa por arrebatarle la vida a otra persona. En la edición de periódico inglés The Guardian del 2 de mayo, se da cuenta que desde 2003 a la fecha son más de 97 personas las asesinadas por agentes de la Patrulla Fronteriza”, explicaron en un comunicado de prensa firmado por más de treinta organizaciones académicas y sociales.

UN MOMENTO DE REFLEXIÓN

El guatemalteco Aldo Waykan, quien vive en California, indicó que lo sucedido a Claudia Gómez es un ejemplo de los “muchos” abusos que sufren los migrantes en su ruta hacia México y Estados Unidos.

“Como sociedad, partiendo de esta tragedia, debemos darle importancia al tema migrante, porque nos afecta a todos, no se le ha prestado nada de atención, lo poco que hay son servicios -consulares-”, puntualizó.

Waykan planteó la necesidad de que el Gobierno y la sociedad civil implementen agencias para auxiliar en la defensa de los derechos humanos de los connacionales en Estados Unidos.

Además, consideró que el Gobierno de Guatemala debe establecer más servicios para los migrantes, en especial para las comunidades indígenas que son las que más están viajando a ese país. “Tienen que asumir esa responsabilidad urgente de educar a los migrantes de sus derechos desde antes que salgan… -así como- todo lo que implica el viaje”, comentó; a la vez de hacer un llamado a México y Estados Unidos para que respeten los derechos humanos de los migrantes.

“Salimos huyendo porque no hay forma de tener una vida digna en Guatemala, el sistema de Gobierno está diseñado para asfixiar económicamente a las comunidades más abandonadas, en este caso las comunidades indígenas y campesinas en las áreas rurales… cuando no hay otra manera de sobrevivir hay que salir del país”, añadió.

Por último, lamentó que hay poca fiscalización hacia el actuar de la Patrulla Fronteriza y las entidades encargadas del tema migratorio a nivel federal en Estados Unidos y en cuanto a Guatemala, criticó que el presidente Jimmy Morales no se pronuncie en persona por lo sucedido o envíe una comisión de funcionarios a solicitar el esclarecimiento del incidente.

SE NECESITA ABRIR OPORTUNIDADES DE TRABAJO

En tanto Mynor Aguirre, de la Asociación Primaveral, opinó que el principal cambio que se debería generar ahora es que los gobiernos busquen abrir oportunidades de trabajo para las personas y con eso evitar el peligro al que muchos se exponen.

“No es esa la realidad que se puedan encontrar oportunidades, no hay campañas que desanimen a que la gente salga de sus países, aunque se hagan campañas, yo creo que eso va seguir surgiendo por la necesidad de oportunidades de trabajo”, explicó.
Este tipo de situaciones a decir de Aguirre, seguirán ocurriendo en la medida que se ignore la necesidad de las familias por salir adelante, “el Gobierno de Guatemala tiene que actuar y hablar por que se respeten los derechos de su gente”.

Juan Carlos Pocasangre, añadió que estas tragedias también se le pueden atribuir a la corrupción que no permite que los recursos lleguen hasta donde se necesita y por eso se causa la migración y la muerte de guatemaltecos que dejan el país.

El guatemalteco residente en Nueva York, expresó, que lo que se necesita para cambiar estas tragedias es que al Gobierno le empiece a “importar su gente, porque hasta ahora parece que no es así”.

“-Al Gobierno- le tiene que importar el pueblo, dejar de robar y tercero implementar ese dinero que se han robado para implementarlo en Guatemala en lo económico, social, salud y si eso llegara a pasar muy pocos de nosotros nos viniéramos para acá”, anotó.

Tras lo sucedido, distintas organizaciones de migrantes se manifestaron en contra del incidente en donde murió la guatemalteca, algunos a través de comunicados y otros como en el estado de Los Ángeles mediante vigilias que congregaron a migrantes de diferentes nacionalidades conmovidos por la tragedia.

Artistas mexicanas como Kate del Castillo, Edith González, entre otros también han compartido la fotografía de la joven expresando su rechazo al incidente ocurrido en la frontera.

MINEX: NO SE DESCARTA BUSCAR REUNIÓN DE ALTO NIVEL

Tras lo ocurrido, la canciller de Guatemala, Sandra Jovel, envió una nota al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, para que se esclarezca la muerte de la migrante Gómez González. Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores busca opciones para concertar una reunión entre los presidentes Jimmy Morales y Donald Trump para abordar, entre varios temas, el aspecto migratorio.

La comunicación diplomática entre Jovel y su homólogo estadounidense se realizó por medio de las embajadas de ambos países y en la carta se solicita una “investigación exhaustiva, imparcial y que se aclare cuál fue la situación y se condene a los que están implicados en esa situación y se aclaren los hechos”, explicó el vicecanciller Pablo García.

Al ser cuestionado sobre las opiniones emitidas por migrantes y activistas, así como usuarios de redes sociales, entre otros, de que no se observa la misma intensidad del Gobierno de Guatemala en el ámbito diplomático para el tema migrante en comparación a las solicitudes para cambiar a los embajadores de Suecia y Venezuela o las diferencias con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), García indicó que respetaban esos pronunciamientos y aseguró que en Estados Unidos el personal consular ha realizado las acciones correspondientes del caso en cuanto a la asistencia de los guatemaltecos detenidos.

Además, aseguró que se busca un acercamiento de alto nivel entre el presidente Morales y su homólogo estadounidense Donald Trump, en el cual abordarían el tema migratorio, entre otros asuntos. “Hemos solicitado ver agendas para ver en qué momento podría darse una reunión”.

Recientemente en una citación en el Congreso de la República, el viceministro García informó que el cuerpo de Claudia Gómez podría ser repatriado la próxima semana.
Los congresistas también le solicitaron al Viceministro, que se presente una demanda en contra del agente de la Patrulla Fronteriza, a quien se señala como responsable de la muerte de la guatemalteca.

PDH PIDE ESCLARECIMIENTO DE LO SUCEDIDO

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) se pronunció por el caso de la guatemalteca fallecida y la situación de la población migrante en general cuya “integridad física, emocional, social y económica es permanentemente conculcada”, por el país que los obliga a desplazarse y el que los recibe con hostilidad.
A la vez, exigieron al Estado de Guatemala por la autoridad competente reclamar el inicio inmediato de la investigación para esclarecer lo sucedido y garantizar a la familia el derecho a la justicia. También condenaron el asesinato de la joven guatemalteca.

¿Si Claudia Patricia Gómez González fuera nuestra hija?

Pedro Pablo Marroquín Pérez
[email protected]
@ppmp82

Con el drama humano que viven millones de guatemaltecos, está pasando lo mismo que por años nos pasó con el tema de la justicia: hay personas que como creen que nunca se verán en esas condiciones que obligan a migrar de forma tan inhumana, ponerle coco a ese grave problema del país no es ahora una prioridad, y se ha aprendido a convivir con las penurias de muchos de nuestros hermanos como parte del paisaje.

Así nos pasó durante mucho tiempo con el tema del aparato judicial ya que alguna parte de la sociedad no le puso ningún coco al colapso y secuestro de nuestro Sistema de Justicia y Penitenciario hasta que la realidad cruzó fronteras inesperadas, cuando alguna gente se dio cuenta que lo construido nos pasa a todos, como miembros del país, muy duras facturas que ahora son difíciles de pagar porque dejamos que los niveles de deterioro llegaran a extremos.

Estoy seguro que si Claudia Patricia Gómez González hubiera sido una mujer con oportunidades a quien la policía fronteriza le mete un disparo en la cabeza, las reacciones habrían sido diferentes. No deja de llamar la atención cómo es que hay gente que se rasga las vestiduras por el Caso de la familia Bitkov, pero no dicen ni pío de la muerte de una migrante con sangre chapina.

El drama de la migración es un fenómeno que no podemos seguir ignorando porque es la mejor muestra de que somos una sociedad que falló en sus más elementales tareas humanas. Una vez alguien me dijo que el pobre lo era por su gusto, y cuando le pedí que entonces me explicara el fenómeno de los migrantes y sus trabajos fuera de nuestras fronteras, optó por no seguir la discusión ante la falta de argumentos para continuar.

Como decía el sábado, hay cosas que no tienen vuelta atrás y nada de lo que se haga podrá revivir a Claudia Patricia, pero su caso nos debe servir para, primero, vernos con mucha humildad pero con más determinación para adentro y reconocer que no hemos sido un país que se pone de meta que nadie se quede atrás. Por el contrario, aprendimos a vivir, y muy bien, dejando atrás a mucha gente.

Segundo, entender que alentar acciones de autoridades que pueden estar actuando con base en prejuicios de raza (el caso del jugador afroamericano de los Minnesota Timberwolves es increíble) nos puede pasar factura porque el día de mañana, alguien nos escuchará hablando español en EE. UU. y quizá hasta nos detengan para interrogarnos porque hay quienes (como el abogado de NY que parece haber aprendido que ese no era el mejor camino) desean imponer una visión obtusa en torno a los migrantes que encuentra eco hasta en la misma Casa Blanca, a pesar del origen de la Primera Dama quien por canche no es discriminada.

Tercero, entender que del esfuerzo de los migrantes es lo que ha dependido que flote nuestra economía porque por los medios más convencionales no hemos logrado que más pobres salgan de la pobreza para engrosar las filas de una clase media que batalla todos los días por lograr los objetivos. A pesar del esfuerzo de muchos que generan empleo de forma honrada, no está siendo suficiente y necesitamos más para cerrar las brechas de una forma que nos beneficie a todos.

Cuarto, que nadie en su sano juicio y “pupuso” de oportunidades opta por emprender la ruta del migrante en la que se coquetea con la muerte, con los traficantes de humanos, con los cárteles de la droga y con autoridades que quizá andan viendo quién se las paga y no quién se las debe.

Una de las urgencias de los mínimos para el gran acuerdo de nación, es para poder atender un drama humano que está causando mucho dolor y división familiar, pero que paradójicamente no vemos, porque los millones que mandan nublan esa perversa realidad que debemos cambiar sin demora.

Comentarios