MAYOR COORDINACIÓN EN LA CARAVANA DEL ZORRO

Así se vivió la peregrinación a Esquipulas en dos ruedas

POR DELIA BONILLA
[email protected]

La Caravana del Zorro, el tradicional peregrinaje motorizado, declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, cumplió recientemente su edición número 57, en el que miles de motoristas se aventuraron en un recorrido de más de 200 kilómetros desde la ciudad capital hasta Esquipulas, Chiquimula para venerar con devoción la imagen del Cristo Negro.

La Caravana del Zorro, atribuye su nombre al seudónimo de su fundador, la cual se realiza cada año el primer fin de semana de febrero y parte desde la Plaza de la Constitución, es decir el kilómetro cero del país hasta llegar a la Basílica de Esquipulas.

Los motoristas viajan solos o acompañados, vestidos con trajes y máscaras, vistosas lucen sus motocicletas las cuales reparan y preparan días antes para tan esperado día.

“Tengo dos años de participar en esta actividad, me apasionan las motos y soy devoto del Cristo Negro de Esquipulas, viajé con dos amigos más que van en sus motos también, la emoción y adrenalina de ir todos juntos es especial”, manifestó Guillermo López, uno de los participantes.

Los guatemaltecos además de prepararse para el viaje, también se preparan para pernoctar en los alrededores del templo o en lugares cercanos a Esquipulas para retornar al día siguiente.

HISTORIA

La imagen esculpida por el guatemalteco Quirio Cataño, fue visitada por primera vez en 1961 por un grupo de amigos liderado por Rubén Villadeleón, quienes eran devotos del Cristo Negro y peregrinaron a Esquipulas para venerar a quien se le atribuyen un sinfín de milagros.

Desde esa fecha, viajaron año con año para agradecer los favores concedidos, sin embargo, en cada visita se fueron sumando más personas hasta convertirse en una actividad de gran magnitud, la cual fue declarada Patrimonio Nacional Intangible de la Nación por el Ministerio de Cultura y Deportes en el año 2011.

Desde el fallecimiento de su fundador es su hijo, Eddy Villadeleón, quien lidera año con año la Caravana, actualmente es patrocinada por diversas empresas y está dirigida y coordinada por autoridades para resguardar la seguridad de los participantes.

ORDEN Y RESTRICCIONES

Este año las medidas de restricción y seguridad aumentaron debido a percances que han ocurrido años anteriores donde han perdido la vida algunos guatemaltecos por no seguir las medidas de seguridad necesarias durante el recorrido.

El vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David De León, indicó que desde el año 2009 han implementado planes de seguridad y de resguardo para las personas que participan en la masiva movilización, como la implementación de lugares de descanso, monitoreo en la ruta y los puestos de comando, tanto en la Plaza de la Constitución como en Esquipulas, Chiquimula.

“Este año lo que se tuvo fue todo un segmento en el tema de la normativa para la utilización del equipo de protección, y esto se debió a accidentes que se han tenido en el transcurso de la actividad durante años anteriores”, añadió.

Asimismo, la Municipalidad de Esquipulas implementó una serie de restricciones a los participantes de la Caravana, como la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas, el cierre temporal del Boulevard Quirio Cataño, la señalización de las calles, la disponibilidad de campamentos y áreas de parqueo específicos, así como la coordinación de las diferentes autoridades, lo que permitió que la actividad se desarrollara con orden dentro del municipio, según información publicada por esta comuna.

Sin embargo, pese a las medidas de seguridad y recomendaciones que se implementan todos los años, los percances continúan, en esta ocasión un joven de 17 años perdió la vida luego de un incidente, según los cuerpos de socorro el conductor no utilizaba casco ni la protección debida.