JUEZ FALLA EN CONTRA DE TRUMP EN CASO SOBRE EL DACA

Alumnos migrantes en California piden menos ayuda financiera

LOS ÁNGELES/AP

Ha habido una importante caída en las solicitudes de ayuda financiera que presentan los estudiantes en California que viven en Estados Unidos sin permiso legal de residencia y que llegaron al país cuando eran niños.

Asesores académicos opinan que esto refleja la creciente desconfianza hacia el gobierno entre las familias de inmigrantes, además de la incertidumbre por el estatus del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que protege temporalmente de la deportación a jóvenes migrantes que llegaron al país de niños pero que hoy no cuentan con permiso de residencia.

“Los titulares sobre inmigración hacen sentir a la gente que los reflectores apuntan a ellos. Los chicos temen por sus familias más que por ellos mismos”, dijo Jane Slater, profesora de la escuela secundaria Sequoia en Redwood City y asesora de un club de estudiantes que se encuentran en el país en situación irregular.

El diario Los Ángeles Times informó recientemente que 19 mil 141 estudiantes solicitaron ayuda bajo la ley California Dream Act y el plazo para hacerlo se vence el 1 de marzo. El número es apenas la mitad de la cifra que hubo el año pasado.

La ayuda disponible para los estudiantes en condiciones de recibirla incluye becas privadas otorgadas por universidades públicas, ayuda financiera administrada por el gobierno estatal, subsidios universitarios, exención del pago de la matrícula y otros subsidios.

Yohana Ramírez, de 18 años, estudiante en Sequoia, tenía tres años cuando su familia llegó a Estados Unidos desde México. Quiere estudiar en la Universidad de California en Merced y recibirse de cirujana.

“Al crecer yo sabía que no había nacido aquí, pero no lo que significaba”, dijo al Times. “Siempre di por sentado que era de otro punto de origen, pero no pensé que afectaría mis estudios”.

Al enterarse de que el programa DACA estaba en peligro sintió miedo, dijo.
“Era pánico… que mi familia pudiera ser deportada, con o sin mí… todavía estoy asustada”, dijo. “Solo trato de mantener la cabeza en alto y seguir adelante con mis sueños, metas y aspiraciones”.
Otro factor en la caída de las solicitudes podría ser el exceso de trabajo para los asesores académicos. Un informe de la National Association for College Admission Counseling (Asociación Nacional de Asesores de Ingreso a las Universidades), citado por el Times, dice que había 760 estudiantes por cada asesor en el año escolar 2014-15.

JUEZ: GOBIERNO NO OFRECIÓ ARGUMENTOS ADECUADOS PARA PONER FIN AL DACA

El gobierno del presidente Donald Trump no ofreció “argumentos jurídicamente adecuados” para poner fin al Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) determinó un juez federal de Nueva York que ordenó que el programa siga vigente.

El juez federal de distrito Nicholas Garaufis, dijo en su orden que el mandatario republicano “indiscutiblemente” tiene la autoridad para poner fin al DACA pero que al hacerlo se sustentó en posicionamientos legales deficientes.

“El gobierno de Trump debería tener la capacidad para alterar las políticas y prioridades impuestas por su predecesor”, señaló Garaufis.

El juez dijo que su orden no obliga al gobierno a aprobar ninguna solicitud particular para el DACA ni peticiones de renovación.

El fallo correspondió a las demandas presentadas por grupos defensores de los inmigrantes, junto con 15 estados y el Distrito de Columbia.

El portavoz del Departamento de Justicia, Devin O’Malley, dijo que la orden no cambia la posición del gobierno de que el DACA se aprobó “soslayando ilegalmente al Congreso”.

“El DACA fue puesto en marcha en forma unilateral después de que el Congreso se negó a extender estos beneficios a este mismo grupo de extranjeros ilegales”, afirmó O’Malley.

GOBIERNO SE BASÓ EN UNA CREENCIA ERRÓNEA

El Departamento de Seguridad Nacional “actuó en el ámbito de su autoridad legal para decidir la terminación del DACA en una manera ordenada” y espera reivindicar su posición en futuras contiendas judiciales, agregó.

El juez dijo que el gobierno de Trump se basó en una creencia “errónea” de que el programa era anticonstitucional. Su fallo es igual al emitido en San Francisco el mes pasado.

“El DACA no es inconstitucional simplemente porque fue aplicado mediante una acción ejecutiva unilateral sin la autorización expresa del Congreso”, afirmó Garaufis. Dijo que el Congreso ha reconocido la facultad del poder ejecutivo para no expulsar a algunos inmigrantes vulnerables que de otra manera quedarían sujetos a la deportación.

El juez ordenó al gobierno de Trump que permita a los beneficiarios del DACA continuar recibiendo las protecciones, pero rechazó extender el programa para acoger nuevos solicitantes.