Alimentos guatemaltecos traspasan fronteras

POR: DELIA BONILLA
lahora@lahora.com.gt

Los platillos típicos de Guatemala son un baluarte para la tradición y cultura del país. Cuando alguna persona migra es una de las principales añoranzas de su tierra natal, por ello la Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport), junto a pequeños productores han emprendido desde hace varias décadas programas para acercar el sabor de Guatemala a los Estados Unidos.

Hace aproximadamente 22 años, se expandió el mercado de insumos para la elaboración de platillos típicos de Guatemala en comunidades latinas de los Estados Unidos, para satisfacer así la demanda de alimentos tradicionales que requieren las familias migrantes y restaurantes ubicados en diversos estados.

Uno de los principales exportadores es la compañía de conservas Ya Está, la cual envía a ese país diferentes productos que permiten que los migrantes elaboren comidas tradicionales como el fiambre, platillo típico que se consume el Primero de noviembre.

A partir de los meses de julio y agosto de cada año, las conservas son enviadas a través de diferentes distribuidores y colocadas en góndolas de productos latinos en tiendas y supermercados del país norteamericano.

Elotitos, pepinillos, pacayas, cebollitas encurtidas, nance y jocotes en almíbar son algunos de los productos que se pueden encontrar para esta época.

Los productos se distribuyen en los estados con mayor cantidad de personas latinas como: Florida, Texas e Illinois por mencionar algunos. Aunque también se exportan a comunidades latinas de menor tamaño como Minnesota.

Actualmente se envían aproximadamente 300 contenedores durante el año con producto guatemalteco, comentó José Francisco Menéndez, presidente de la Comisión de Alimentos y Bebidas de Agexport.

“La idea fue tanto de mi abuelo como de mi papá, mi papá vivió una época en los Estados Unidos y se dio cuenta que la comunidad latina iba creciendo, por ello buscó la manera de llevar producto hacia allá. Primero se llevó producto por avión y poco a poco se fue creando la posibilidad de exportar a través de contenedores”, explicó Menéndez.

Más allá del tema nostálgico, el representante de Agexport, indicó que para los guatemaltecos en Estados Unidos, consumir productos nacionales les permite rememorar un sinfín de recuerdos y para los exportadores posicionar los alimentos nacionales como la base para la elaboración de una comida gourmet, procesos que han realizado otras comunidades migrantes para impulsar los platillos peruanos, la mexicanos o tailandeses.

Asimismo, en este mes se distribuyen productos de época navideña como hojas de plátano, hojas de mashan, ponche, entre otros, para que los migrantes puedan elaborar tamales y celebrar la Navidad con comida típica.

SABORES DE OTROS PAÍSES

La división de exportación de conservas de Agexport no solamente impulsa la distribución de insumos para la comunidad guatemalteca, también para los migrantes de El Salvador, Nicaragua, Ecuador y México.

El producto no solamente es exportado para épocas específicas, también se puede encontrar durante todo el año.

Las conservan y se venden a través de distintas marcas y distribuidores estratégicos, para que las personas puedan adquirir una amplia gama de alimentos.

Menéndez comentó que han tenido contacto con diversos distribuidores y consumidores. El entrevistado aseguró que los connacionales se encuentran “fascinados” con los alimentos que distribuyen en Estados Unidos, porque les permiten cocinar y obtener los sabores que añoran de Guatemala. Para algunos, se han vuelto parte de su dieta diaria.

Las exportaciones de conservas en lo que va del 2017 crecieron 12 por ciento en comparación con el mismo período del 2016, pasando de 41 millones de dólares a 46.5 millones de dólares en el 2017, según Agexport.

“Los principales productos de consumo de temporada representan el 22 por ciento de las exportaciones de este sector. Los principales productos son: Otras conservas como frutas y hortalizas, elotitos en conserva, pepinillos, palmito y otros. De los 47 millones, son 18 millones para EE. UU.” explicó esa entidad.